Siempre que pensamos en la amistad lo relacionamos con esa persona especial que nos acompaña en nuestras locuras, en los buenos y sobretodo en los malos momentos que podamos estar pasando, pero que pasa cuando en esa amistad se suma la atracción.
A veces mezclar la amistad con la atracción puede ser algo confuso, incluso si esto llegar a pasar dar ese paso de confesión hacia tu amiga o amigo puede generar un poco de miedo, miedo a que todo aquello que fueron construyendo se desmorone o cambia para siempre. Debemos mencionar que ante esto existen algunas relaciones que hoy en día son casi habituales, está se hace llamar “amigos con derechos”, una relación totalmente libre en donde se puede consensuar ciertas “normas” para no quedar pegados en un compromiso o exclusividad, de esta manera cada uno puede tener una relación por fuera de ese círculo de amistad.

Como pasar de la amistad a amigos con derechos

Como triunfar en una relación con derecho a roce.


Como lo mencionamos anteriormente dejar las cosas en claro antes de vivir esta experiencia es fundamental, con esto se evitara los malos entendidos, las discusiones, las peleas y los celos que en este punto no deberían existir en una relación abierta.

$ads={2}

La honestidad: un punto importante en una relación con derecho a rose, en estos casos la transparencia y la sinceridad son pilares importantes, hay que evitar equivocaciones o falsas ilusiones en la otra persona.

Libertad: la libertad entre ambos es el punto clave en este tipo de relaciones, a diferencia de una pareja estable en estos casos cada uno o de manera conjunta debe poder decidir qué tipo de relación quieren tener.

Los limites: para que nadie salga lastimado poner ciertos límites es clave en esta relación, tener normas compartidas y consensuadas puede lograr que esta relación no se encuentre afectada a lo largo del tiempo.

La comunicación: si quieres que la relación de amigos con derecho vaya viento en popa es necesario establecer una buena comunicación, las cosas claras y directas ayudan mucho a lo largo del tiempo.

El respeto: si bien en este tipo de relación no existen los compromisos podemos decir que no deja de ser dos personas que se aprecian, que se quieren y que siempre van a estar juntos cuando las cosas se hacen de manera correcta.


Artículo Anterior Artículo Siguiente