Está claro que no todo el mundo tiene la dicha de formar una pareja estable, muchos menos pueden lograr encontrar esa persona especial que logre atraparlos por completos.
Si eres de estas personas que tienen mala suerte para encontrar el amor será por que debes plantearte una serie de cosas en las que puedes estar fallando, es posible que no termines de congeniar con personas por las cuales apostabas a formar una pareja, pero si llevas tiempo conociendo chicas o chicos y con ninguno de ellos puedes formar una pareja estable es porque debes revisar internamente en que estas fallando. Pasa que muchas personas niegan este inconveniente, piensan que la falla viene “del otro”, les cuesta reconocer que el problema viene de uno y no de las personas que se han alejado de notros.

Mala suerte para encontrar el amor

Como saber en qué estoy fallando al encontrar el amor.


Todos necesitamos ser amados, si bien tenemos etapas donde necesitamos estar solos y de disfrutar de ciertos momentos que solo podemos hacerlo estando solteros también necesitamos de la compañía, de sentirnos amados y de saber que esa persona que elegimos como pareja siempre estará allí para nosotros. Pero veamos algunas de las razones por las cuales no tienes suerte en el amor:

$ads={2}

1 – Eres muy exigente: una de las cosas por las cuales no conseguimos una pareja estable es por la exigencia que tenemos a la hora de estar con alguien, pensamos encontrar a la persona perfecta que cumpla con esos ideales que nos gustaría que cumplieran. Esto es un gran error ya que difícilmente logres encontrar una persona ideal con tantas exigencias.

2 – Tener un concepto errado del amor: Muchas veces idealizar el amor como nos enseñaron o como lo vemos reflejados en películas o series no es lo correcto, hay que romper con esos mitos y vivir el amor verdadero dejando esos ideales de lado.

3 – Miedo al compromiso: esto es bastante recurrente, el miedo al compromiso lo tenemos todos, pero la mayoría de las personas apuesta al amor, a la pareja y tener un futuro juntos. Aquellos que tienen miedo al compromiso escapan de cualquier propuesta o de cualquier responsabilidad, por miedo o por falta de un interés verdadero a formar una pareja duradera.


Artículo Anterior Artículo Siguiente