Todo mundo conoce bien cuál es el sentimiento más hermoso de todos, que es lo que nos hace sonreír todos los días de su estancia, cuando amamos a una persona tanto, que estamos dispuestos a dar la vida por ella. Las aventuras que se viven son mejores que los sueños, porque soñar con algo es grandioso, pero más gracioso es que tu aventura sea improvisada y más divertida, salir de viaje, ir al cine, experimentar una velada bella que supera la imaginación y el poder de los sueños, tan maravilloso es el amor que causa esto.


La nostalgia nunca invade el momento de felicidad, siempre prevalece en la mente sabiendo que nada es triste ni malo, tanta magia en la vida de dos se puede hacer cualquier cosa que supera la realidad, visiones con ojos abiertos tan increíbles que uno se pone a pensar; el humano tiene un poder extraordinario de imaginar y crear imágenes que en la realidad jamás se podrá hacer.
El amor es una aventura, siempre hay que verlo de ese modo, porque la mayoría del tiempo nos hace hacer cosas extraordinarias, aventurarnos de la vida,  vivir feliz cada día


Artículo Anterior Artículo Siguiente